fbpx

Tutorial: cómo crear un buyer persona para tu negocio

Tutorial: cómo crear un buyer persona para tu negocio

Lo importante es no lanzar un producto o comenzar a desarrollar su propio negocio sin saber exactamente quién es su comprador. Conocer y comprender quién compró o comprará su producto es fundamental para optimizar los resultados y crear contenido eficaz.

Una excelente manera de hacer marketing de contenido es estudiar la mejor estrategia para que las personas comprendan su producto o servicio. Una de las funciones principales es poder definir bien quién es el público objetivo para poder crear contenido útil a partir de él.

Para comprender los deseos y las objeciones de los compradores, muchas empresas han creado perfiles de compradores únicos: la denominada persona de comprador o avatar.

Los avatares son una síntesis del comportamiento ideal del consumidor. Son personajes ficticios que ayudan a tomar decisiones de marketing y representan a sus compradores reales.

Estos perfiles contienen no solo información demográfica (como edad, ubicación e ingresos), sino también información psicológica (como intereses, motivos de compra e inquietudes). En este artículo, aprenderemos cómo establecer una personalidad de comprador para su negocio digital para orientar mejor sus anuncios y crear contenido más atractivo.

¿Cuál es la diferencia entre avatar y público objetivo?

Hacer marketing dirigido a un grupo específico de personas ayuda a crear contenidos más útiles y que serán mejor utilizados.

Pero puedes estar pensando: ¿Eso no es lo mismo que trabajar con un público objetivo?

Saber quién es el público que tu negocio pretende alcanzar es relevante. Sin embargo, hay diferencias entre buyer persona y público objetivo que son cruciales para lograr entender mejor las necesidades de quien busca tu servicio o productos.

Público objetivo

El público objetivo es una representación amplia de los clientes que deseas tener. Es decir, está compuesto por un segmento de la sociedad que tiene características en común.

Para definir el público, es común utilizar criterios sociodemográficos, como:

  • Educación
  • Clase social
  • Sexo
  • Edad
  • Nacionalidad
  • Profesión

Además, es posible utilizar criterios geográficos, por ejemplo:

  • Ubicación (rural / urbana, litoral / interior).

Entonces, un ejemplo de público objetivo sería:

Un hombre, entre 25-35 años, clase media, español, vive en Segovia, licenciado en derecho, trabaja en un bufete de abogados, desea trabajar en otra actividad profesional.

Buyer Persona

El buyer persona, además de los datos geográficos y sociodemográficos que también están en el público objetivo, presenta otros criterios dirigidos a informaciones psicográficas.

Entonces, tendremos las informaciones sociodemográficas:

  • Nombre
  • Sexo
  • Edad
  • Clase social
  • Nacionalidad
  • Ubicación
  • Escolaridad
  • Profesión

Pero también es esencial tener características conductuales, por ejemplo:

  • Gustos personales
  • Sensibilidad a precios de servicios y productos
  • Calidad deseada en un producto o servicio

Además, hay los criterios psicográficos:

  • Personalidad
  • Estilo de vida
  • Valores morales

De esa forma el avatar podría ser:

Juan Miguel, hombre de 29 años, clase media, español, vive en la comunidad autónoma de Castilla y León, en Segovia. Licenciado en Derecho, trabaja en un bufete de abogados, pero desea dedicarse a otra actividad profesional. Le gusta cocinar y tiene ganas de dedicarse más a eso. Los fines de semana siempre invita a los amigos y cocina para todos. Por ser de clase media, no compra productos muy caros, aunque prefiere pagar más caro si el material es de calidad mejor. Él es divertido y está siempre  rodeado de gente.

 

Las siguientes preguntas te ayudarán a construir una imagen de tu comprador:

Usando las informaciones recogidas para crear tu buyer persona

Después de finalizar el cuadro tendrás un panorama más amplio para completar la ficha del avatar. Podrás introducir informaciones sobre el típico comprador y entender mejor el mercado en el que va a funcionar.

La ficha de avatar debe contener las siguientes informaciones:

  • Nombre (ficticio)
  • Alguna imagen que ilustre al avatar
  • Edad
  • Trabajo
  • Sueldo medio mensual
  • Datos de su familia
  • Escolaridad
  • Sus deseos
  • Sus temores

Ejemplo

Para que veas un ejemplo de construcción de avatar voy a utilizar un producto ficticio:

¿Cómo tocar la batería?

Suponiendo que ese producto aún no tiene una venta, sino un número considerable de seguidores en Facebook y visitas en el sitio web, he efectuado una búsqueda en las informaciones de “me gusta” y en Google Analytics quién es el potencial comprador del producto y he llegado al siguiente resultado:

Se percibe que pensar en estrategias de marketing para alguien que tengas más informaciones te permite que tu contenido sea más útil  para las personas. Así, puedes tener resultados más eficientes que si sólo pensaras en un público en general.

Una estrategia que considere el rol del comprador te ayudará a identificarte mejor con tu audiencia. De esta manera, podrá darse cuenta del dolor y resolver el problema del cliente de manera más efectiva. Los resultados de esta estrategia incluyen una mejor experiencia de usuario y atraer más compradores para su negocio. Por lo tanto, no olvide crear siempre su avatar para que se pueda completar el marketing y se puedan lograr todos los objetivos iniciales del producto o servicio.

Tanto si tienes un cliente como si no, ya te das cuenta de que puedes crear un avatar. Por eso, no dejes de aplicar esta estrategia en tu negocio.

¿Quieres aprender a tener un negocio digital sin experiencia previa? Aquí te dejo un entrenamiento gratuito de como crear un negocio digital sin experiencia previa.

No Comments

Post A Comment